Nuestra historia


 El CIPF es el heredero del Instituto de Investigaciones Citológicas (IIC) de la Caja de Ahorros de Valencia, creado por el Prof. Jerónimo Forteza Bover en 1966. El Prof. Forteza, formado con el Prof. García Blanco en el Departamento de Bioquímica de la Facultad de Medicina de Valencia, desarrollaba desde 1940 actividad investigadora en el campo de la Citología y Hematología en su laboratorio privado.

En 1966 consiguió el apoyo de la Obra Social de la Caja de Ahorros de Valencia para crear el IIC en dos pisos de un inmueble de la calle Jorge Juan de Valencia, introduciendo el estudio citogenético, el cultivo de células humanas y la microscopía electrónica, así como técnicas avanzadas de tinción celular y de citología cuantitativa. Dicho Instituto estaba adscrito al Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

En 1972 se inauguró un nuevo edificio de 2600 m2, en la Calle Amadeo de Saboya de Valencia, con 10 laboratorios de grupo, edificio que ha sido el semillero de buen número de investigadores biomédicos valencianos y de otros lugares. Tras el fallecimiento del Dr. Forteza en Noviembre de 1975, le sucedió en la dirección de dicho instituto, durante muchos años, el Prof. Santiago Grisolía.

En 1990, siendo Director del IIC el Prof. Rafael Sentandreu, se constituyó la Fundación Valenciana de Investigaciones Biomédicas con objeto de financiar, servir y promocionar el Instituto de Investigaciones Citológicas y cuya actividad fundamental era desarrollar investigación de vanguardia en el campo de la Biomedicina. Con la construcción de las nuevas instalaciones realizadas con fondos europeos, en 2005 pasa a denominarse Fundación de Investigación Príncipe Felipe.